Santuario del Santo Niño de Atocha

Religion
Patrimonio artístico-religioso único en todo el país
El Santuario del Santo Niño de Atocha es el tercero más visitado en el país. No tienes que ser creyente para realmente apreciar su iglesia barroca con puertas labradas en la típica cantera rosa de la regíon, vale la pena admirarla. El ir y venir de peregrinos también es motivo de asombro. Pero sin duda tendrás que visitar el santuario y ver con tus propios ojos la figura de este Niño Jesús, le pidas o no un milagro. Alrededor del santurario venden comida, souvenirs y dulces tipicos de la region.
La devoción que mueve a millones
El niño de Atocha es un Niño Jesús que se encuentra en los brazos de la Virgen, cuya pieza original habita en el santuario de Atocha, cerca de Madrid, España. La leyenda refiere a los años de la dominación musulmana en ese país europeo, que obligó a los fieles a enterrar, esconder y venerar de manera clandestina a sus imágenes cristianas. La historia dice que los moros tenían encarcelados a cristianos y que no permitían visitas ni de familiares ni de amigos, solamente de niños pequeños. Fue así como “el mismo Niño Jesús” decidió hacerles compañía en su tribulación, los consolaba y daba comida. Desde entonces, en las imágenes fue representado como un Niño Peregrino con huaraches, sombrero, una cesta de pan en una mano y un bastón en la otra. Cuando los españoles llegaron al Nuevo Mundo, trajeron esta devoción y los trabajadores europeos que emigraron a Plateros, por el descubrimiento de plata en esa región, no la olvidaron tampoco.
Milagros a distancia
Debido a la transformación vertiginosa de nuestro planeta, el mundo religioso está para entrar a una nueva etapa. La tradición antigua de poner físicamente ex votos en la pared está dando paso a la época virtual y los peregrinos pueden hacer sus peticiones y agradecimientos sin moverse de sus casas por medio de Internet. Así, los creyentes se convierten en “peregrinos virtuales” y dejan sus oraciones y agradecimientos en Twitter, Facebook o en el blog del Niño de Atocha (santodeatocha.blogspot.mx). Pero nada se compara con una visita real al pueblo de Plateros y mirar con propios ojos la belleza del santuario, admirar de cerca cada uno de los ex votos y regalos que los fieles, de manera genuina y agradecida, han dejado al Niño Santo.

Cuéntenos su experiencia!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Hidalgo
Plateros Zac. MX
Lunes 61°60°F "¡Llévame Aquí!"
Translate